tapetes para entrada

 

Los tapetes para entrada a día de hoy están al alcance de un clic de todo aquel comerciante que tenga pensado empezar a preocuparse por la decoración de su negocio. Si no fuera por este tipo de detalles muchas tiendas ya tendrían que haber echado el cierre hace algunos meses debido a que la única forma de destacar frente a la competencia en estos tiempos –además de por buenos precios y un buen servicio- es la de llamar la atención de clientes potenciales que quizás se vean atraídos a la tienda gracias a un bonito tapete colocado en la entrada de la forma más vistosa posible.

Pero la función de los tapetes para entrada también es práctica. Resulta que en los días de lluvia todo el barro que se acumula en las calles tiene el peligro de poder acceder al comercio por culpa de las zapatillas de los clientes, las cuales pueden venir con las suelas llenas de este barro y por lo tanto sin ser conscientes de ello los clientes esparcen toda la suciedad por el negocio. Si se coloca un buen tapete a tiempo en la puerta de entrada del comercio se consigue que toda la suciedad se acumule en el felpudo de manera que únicamente hay que preocuparse de sacudirlo un par de veces al día.

Con lo fácil que resulta tener un tapete para entrada en el comercio, ¿por qué muchos comerciantes aún no se atreven a dar este salto?